Porquera de los Infantes

Tumbas antropomórficas

Vestigios más antiguos y no documentados son unas tumbas antropomórficas excavadas en la roca en lo que se conoce como Pago de San Millán, a la salida del pueblo, y unos eremitorios rupestres a los pies del monte Bernorio denominados San Román y Cueva de La Peregrina, en donde los viejos del pueblo cuentan que hasta no hace mucho vivió una mujer.

 

En torno al pueblo se esparcen las tierras de cultivo que han dado sustento a la popblación desde la Edad Media. En su jurisdicción hay un sitio denominado Camesa donde antaño hubo un convento de monjas claras que, en 1473, fue trasladado a Aguilar de Campoo, ya que el lugar era "desierto, húmedo, con daños para la salud", según reflejan las crónicas de la época.

Porquera de los Infantes también se llamó, a veces, de las Infantas. En lo civil y en lo eclesiástico perteneció a la burgalesa Abadía de Covarrubias, villa cuya condición de infantado pudo motivar el que Porquera se llamase de los Infantes. El marqués de Aguilar la compró con la obligación de dar al monasterio de Covarrubias nueve mil maravedíes anuales de renta que aún se pagaban en 1569. Un caballero, Rodrigo de Porquera, y su mujer María Nicolás, habían hecho en el año 1193 donación de bienes suyos en Porquera al obispo de Burgos, Marín. Esta donación fue realizada ante el notario Juan de Rublacedo, según queda registrado en el Archivo de la Catedral de Burgos, volumen 32, folio 42 (aparece nombrado sólo como Porkera).

El rey Enrique IV de Castilla cedió en 1474 las tercias reales que le correspondían en Porquera al Abad de Covarrubias, habiéndolas recuperado en 1509 Fernando el Católico, que enmendó no pocas mercedes excesivas de sus predecesores. Enrique IV murió en 1474.


Felipe Ruiz, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Porquera de los Infantes y el infantado de Covarrubias

• 24 de noviembre de 979
Con motivo de la fundación de la Abadía e Infantado de Covarrubias por el conde de castilla Garci Fernández, se hace donación por el mismo a su hija Urraca de la villa de Porkera, en Ybia.
(Conf. Luciano Serrano: Cartulario del monasterio de Covarrubias. Reproducción fotostática, Burgos, 1987, pp. 21, 21, 26 y 30)

• Julio 1222
Acuerdo entre el Obispo de Burgos y el Abad de Covarrubias sobre los derechos de aquél en la Abadía de Covarrubias y exenciones de ésta, entre los que se cita Porquera.
(Conf. Cartulario, pág. 76)

• 12 de abril de 1223
Fernando III devuelve al infantado de Covarrubias las iglesias y lugares de Porquera y Berlanga de los Infantes.
(Conf. Cartulario, pág. 81)

• 1223
Gonzalo Rodríguez devuelve a la iglesia de Covarrubias los lugares de Porquera y Berlanga de los Infantes.
(Conf. Cartulario, pág. 83)

• 15 de mayo de 1474
Una Real Cédula de Enrique IV concedía al Abad de Covarrubias las tercias reales de varios pueblos de su jurisdicción eclesiástica, entre ellos Porquera de los Infantes.
(Conf. Cartulario, pág. 343 y ss. Dado en San Cebrián)


Un hidalgo en Porquera de los Infantes 


Un tal Juan de Argüeso, nacido en Arroyo (Catabria) en 1679, se casó en Porquera de los Infantes el año 1707 con María Ana Rodríguez, que era hija de Juan Rodríguez y Felipe García. De Juan y María Ana nacieron cuatro hijos: Francisco, Juan Pedro, Manuel y Juan Antonio. Este último, Juan Antonio de Argües, ganó en 1785 la Real Provisión de hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid.



Historia
Monumentos
Naturaleza
Personajes
Alojamientos
Los alrededores
Mapa de situación
Enlaces de interés
Asociación de Vecinos

Porquera de los Infantes es una localidad de 38 habitantes situada a tres kilómetros de Aguilar de Campoo y a cinco de Pomar de Valdivia, en la provincia de Palencia. Tiene una iglesia del siglo XVIII con portada gótica del XV y una necrópolis rupestre olerdotana de origen prerrománico.
Más información »

 

|Portada|Noticias|Turismo|Fotografías|Contacto|